NATHAN, MI NUEVA LOCURA

Hace pocos días, mi primogénito abandonó el hogar y empezó un viaje, no muy largo todo sea dicho de paso, tan sólo unos escasos kilómetros, pero un viaje que hasta hace poco a mí me parecía inalcanzable, vaya que ni me lo imaginaba...

Será una gestación un poquito larga, algo así como el parto de una burra, porque hasta el 2015 no le veremos su carita... pero estoy segura de que la espera valdrá la pena.

Y como mi mente no puede estarse "quieta" pues ya está ocupada por otra nueva perdición, que me quita horas de sueño, ocupa mis tiempos libres y me... bueno... muchas cosas más...

Él es Nathan. Os lo presento.


Siempre le seré fiel, o eso es lo que yo pensaba, a mi Alan. Después de él se cruzó en mi camino, Evan, quienes me seguís ya sabéis de quién os hablo, y seguro que también sabéis en quién me inspiré. Ahora lo he tenido que dejar un poco en stand by, pero volverá, os lo aseguro... 

Pero Nathan... no sé lo que ha hecho conmigo que me tiene atrapada, bueno sí lo sé, y lo descubriréis pronto... Es una historia diferente, con mucho erotismo sí, pero con un fondo... oscuro y... sensual... mucho...

Esos ojos...



Esos labios...

Todo esto... y muchas cosas más... no pueden dejar indiferente a nadie...

No será una novela, será un relato, no más de cien páginas, pero intenso... muy intenso...

Tan intenso que a veces pensaréis que ojalá no hubiera caído en vuestras manos, igual que pienso yo en numerosas ocasiones, que ojalá no lo hubiera empezado... Porque os váis a enamorar y entonces... ya no habrá vuelta atrás. 

Hasta tal punto me tiene absorbida que no me hace falta cerrar los ojos para verlo. Me persigue allí donde vaya y sea lo que sea que esté haciendo.

Y así estoy, deseando acabar esta entrada para entregarme de lleno de él, otra vez, como llevo haciendo cada día desde hace una semana...

Os dejo... Me espera mi perdición... que espero que dentro de poco, también sea la vuestra...




2 comentarios:

Mayte Esteban dijo...

Me encanta cuando te abducen tus personajes porque lo vives con muchisima intensidad.

Al paso que vas lo leeremos pronto...

Besos

Mel Caran dijo...

Pues sí, tienes toda la razón, éste particularmente me ha abducido completamente...
Muaaaa