AGRADECIMIENTO PARA LAS MUESTRAS DE APOYO. ADELANTO "SIEMPRE A TU LADO" (2ª PARTE DE "SONRIE")

Desde hace unos días, estoy recibiendo aquí en el blog y en Facebook, mensajes de apoyo y animándome a publicar la segunda parte de Sonríe. Desde aquí, quiero daros las gracias a tod@s y como todavía quedan unos meses para que Siempre a tu lado, vea la luz, y como Alan y Rebeca, me han dado su permiso, pues os adelanto un fragmento de lo que será la continuación de su bonita historia. Espero que os guste.

Y para l@s que todavía no les conocéis y queráis hacerlo, podéis descargaros Sonríe en Amazon:
http://www.amazon.es/SONR%C3%8DE-ebook/dp/B00B76F1KK/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1373380321&sr=1-1&keywords=sonrie

La discoteca está abarrotada, es imposible casi andar entre tanta gente. Consigo llegar a la barra y sentarme en un taburete y tras pedir una copa me quedo ahí, sentada, mientras mis recuerdos se remontan hacia mi primer encuentro con Alan, sentados en la cafetería de la exposición. ¡Dios! ¡No voy a poder conseguirlo! No podré vivir ya, sin día tras día, echar de menos su presencia, su calor, sus caricias...
-Hola, ¿estás sola?
Una voz delante de mí, me despierta de mi ensoñación y veo frente a mí a un hombre sentado, con cara de imbécil, que me mira fijamente. Como un rayo atraviesa mi mente la sensación de que ese tipo me ha arrancado del recuerdo de Alan  sin pensarlo dos veces, mis manos impactan contra su pecho y le empujo de tal manera que casi se cae del taburete. Agarro mi copa y sin poder evitar mirar su cara de asombre, me apresuro a alejarme de él.
No puedo ni avanzar dos pasos cuando siento que mi corazón se detiene y de mi garganta emerge un ahogado y profundo gemido. Ahí está Jan, frente a mí, con semblante divertido, testigo de la cómica escena que acaba de suceder y a su lado Sara. Su cara angelical hace que mis ojos de repente se llenen de lágrimas.
-Hola, Rebeca. Veo que tu genio sigue intacto -los brazos de Jan rodean mis hombros y los míos estrechan con fuerza su cuerpo, mientras me besa las mejillas con cariño.
Me deshago de sus brazos, un poco incómoda, al recordar cómo Alan se sentía frente a las muestras de cariño de su amigo hacia mí y me dirijo hacia Sara, estrechándola contra mí con fuerza.
-¡Jan! ¡Sara! ¿Cómo estáis?
-Bie, Rebeca, ¿y tú? -contesta Jan, cogiéndome las manos-. Rebeca tu aspecto es... diferente... ¿Estás bien?
Jan tiene razón, he perdido peso y mi cara refleja todo el dolor de mi corazón.
-No, Jan, no lo estoy. ¿Cómo está... él? -me duele hasta pronunciar su nombre.
-Rebeca... -duda Jan.
-¡Jan! ¿Cómo está? -insisto.
-Mal. Está mal. Desde que lo... desde que te fuiste... ha cambiado...
Siento mis ojos cómo se llenan de mis ya inseparables compañeras, mientras escucho las dolorosas palabras de Jan.
-Le he rogado mil veces, que te llame, que hable contigo. Pero no quiere. Sus dolores de cabeza son cada vez más frecuentes y... no es él... Rebeca... a veces me asusta.
Sus dolores de cabeza... Es verdad... Viví uno de sus dolores y la verdad creí que no habían reaparecido más.
-Rebeca... -sigue hablando Jan. Sara me está sujetando por la cintura mientras acaricia mis mejillas-. Deberías verle, hablar con él. Le dejaste para que siguiera su vida, para que se dedicara a su trabajo, pero te aseguro que no lo está haciendo... Rebeca... se consume... ¡Os estáis consumiendo los dos! -afirma mientras recorre mi cuerpo con su mirada.
-¡Jan, no puedo! Él es inteligente, en el fondo sabe que esto es lo mejor para él y acabará por aceptarlo.
-No, mi amor... -la dulce voz de Sara se me clava aún más en el corazón-. Lo mejor para Alan eres tú. Y siempre lo serás. Nunca aceptará que estés lejos de él.
Mis lágrimas son ya un torrente abierto sobre mis mejillas. Por mi izquierda veo que se acerca Sofía, con cara de terror.
-¿Qué pasa aquí? -grita.
-Nada, Sofía, son amigos míos y de... Alan. No pasa nada. Estoy bien, voy enseguida.
Sofía se marcha, no sin antes lanzarles una mirada asesina de reproche por hacerme revivir dolorosos recuerdos, que ella últimamente, intenta por todos los medios alejar de mí.
-Rebeca -continúa Jan- me pediste que cuidara de él, pero Alan no deja que nadie se le acerque, no deja que nadie le ayude. Por favor... él siempre me ha prohibido que hable contigo, que te llame, pero ahora, al encontrarte aquí... he visto un poco de esperanza...
Mi corazón está a punto de estallar y mi cuerpo está a punto de jugarme una mala pasada, desconectándose de mi cerebro. Necesito salir de aquí. No puedo escuchar más las palabras de Jan.
-Jan, lo siento. Tengo que irme.
-Rebeca, por favor... -sus palabras se pierden entre la multitud a medida que me acerco al grupo de chicas.
Recojo mi bolso y me despido rápidamente de Sofía, sin darle tiempo siquiera a decirme nada.
De vuelta a casa, me cuesta trabajo ver la carretera a través de mis ojos llenos de lágrimas. Cuando llego, me desplomo sobre mi cama y hundo mi cara en su almohada, inhalando, deseando percibir su olor... pero no... ya no está... ha pasado demasiado tiempo... y mis lágrimas corren y corren...

27 comentarios:

Anónimo dijo...

es divino para cuando porfiiii

Mel Caran dijo...

Todavía no hay fecha prevista, pero llegará, seguro!!!
Gracias!!!!
Mel.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por sonrie, estoy deseando leer siempre a tu lado. Que la inspiración te acompañe mucho tiempo y nos permitas disfrutar de más buenos libros.
Besos

Ana

Mel Caran dijo...

Muchísimas gracias Ana, con mensajes como los vuestros cómo no seguir!!!
Un beso.

Anónimo dijo...

Hola Mel recien termine el lkbro, la vdd sin palabras me encanto todo!!! Hermosa historia de amor, perl me dejaste en shock con la ultima pagina......volvi a respirar cuando vi q habriamsegunda parte...!!!Gracias!! Un abrazo y que sigas teniendo ese don tan hdrmoso de escribir estas historias...te acaba de conocer pero formas parte ya de mis escritoraas preferidas!!!

patricor dijo...

hace unos días termino tu novela, y me quise morir con el final. no podía creerlo!!, para colmo, termine llorando.. y casi casi te odio. una historia de amor no puede terminar así!!. una amiga me dijo, bueno es original. como no te conocía, te halle en san google, y respireeee!! hay una segunda parte!!!. espero que pronto. besos

Anónimo dijo...

para cuando la segunda parte, madre mia que historia, se merecen estar juntos. nos has dejado con la miel en los labios despues del fragmento queremos mas.

Mel Caran dijo...

Muchas gracias a vosotr@s dos querid@s anónimos y patricor por vuestras palabras. Todavía faltan unos mesecitos para la segunda parte de Sonríe, pero llegará, no os preocupéis... Y espero que la disfrutéis tanto o más que la primera. Gracias!!!
Un beso.

Anónimo dijo...

me ha encantado la historia mel muy bonita, espero que sean pocos los meses que nis hagas esperar para leer la continuacion de esta bonita historia.(cuántos meses tendremos que esperar?). te pongo entre mis sutores favoritos y te sigo. un beso

Manate NAVARRO dijo...

Acabo de acabar Sonrie me ha encantado felicidades y con muchas ganitas de que llegue la segunda parte un beso.

Mel Caran dijo...

Muchísimas gracias Manate!!!
No sabes cómo se agradecen comentarios como los tuyos. Espero acabarla pronto y que te guste tanto como Sonríe.
Un beso.
Mel

Mel Caran dijo...

Te lo agradezco mucho Anónimo.
No sabría decirte cuántos meses quedan, ni yo lo sé!!!! Primero le toca el turno a otra historia diferente con otros protagonistas.
La segunda parte de Sonríe, por supuesto ya está en marcha, le faltan unos retoques, pero llegará seguro, yo también tengo muchas ganas.
Un beso.
Mel

Mary jose dijo...

Me acabo de leer el libro y me ha encantado, espero que no nos tengas mucho tiempo esperando la continuación
Besos

Anónimo dijo...

Gracias por esta novela me ha encantado estoy deseando que publiques la segunda parte de Sonrie, gracias de nuevo por escribir esta obra llena de sentimientos. No nos tengas mucho tiempo esperando.

Mel Caran dijo...

Muchísimas gracias Mary Jose y Anónimo, vuestras palabras me animan a seguir con fuerza!!! Prometo no tardar mucho!!!
Un abrazo.
Mel

ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ana dijo...

Acabo de leer Sonríe y me ha encantado. El final me ha dejado deseando saber cómo sigue la historia. Es una historia de amor preciosa y me he enamorado de los protagonistas

Liliana Milagros Cisneros Moscol dijo...

Hola Mel, acabo de terminar de leer sonrie, y como muchos me llene de tristeza y llore a miles, googlee para buscar si habia una continuacion y gracias a Dios encontre tu blog y pude leer el adelanto. Gracias! Porque esta linda historia no podia acabar asi, me quedo mas tranquila sabiendo que aun hay esperanzas! . Por fis no te demores mucho con la segunda parte porque creo que morire en la espera. Un beso enorme y sigue escribiendo asi como lo haces.

Liliana

Liliana Milagros Cisneros Moscol dijo...

Hola Mel, acabo de terminar de leer sonrie, y como muchos me llene de tristeza y llore a miles, googlee para buscar si habia una continuacion y gracias a Dios encontre tu blog y pude leer el adelanto. Gracias! Porque esta linda historia no podia acabar asi, me quedo mas tranquila sabiendo que aun hay esperanzas! . Por fis no te demores mucho con la segunda parte porque creo que morire en la espera. Un beso enorme y sigue escribiendo asi como lo haces.

Liliana

Mel Caran dijo...

Muchas gracias a todas!!! La verdad es que así da gusto seguir escribiendo.
Un besazo inmenso para todas.

Pilar Muñoz dijo...

Te deseo toda la suerte del mundo con esa segunda parte que promete, igual que ya estás teniendo con la primera, que espero que siga. Se nota que disfrutas escribiendo su historia y eso se transmite!!
Un beso, guapa!

Pilar Muñoz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mel Caran dijo...

Muchas gracias Pilar!!!! Viniendo de una gran escritora como tú, lo que dices es todo un halago. Suerte para ti también guapa!!!

Anónimo dijo...

Estoy en un sinvivir esperando el segundo.......
Gracias, es un libro maravilloso
Marti

Mel Caran dijo...

Muchas gracias Marti!!! Te aseguro que yo también tengo muchas ganas ya!!! Un beso!

Ariadna Rodriguez dijo...

Felicidades Mel tu libro me encantó pero ahora sufro pensando que la segunda parte todavía no esta lista, cuánto más tardará, no nos tortures tanto por favor, quiero saber que pasa con Alan y Rebeca

Carmen dijo...

tengo el corazón en un puño, acabo de terminar Sonríe y me he quedado de piedra al ver el final, gracias que hay segunda parte. Espero que no nos hagas esperar mucho para leerla. Ya te cuento entre mis autoras preferidas. Ánimo.
Carmen