EL SUEÑO

Ella despertó esa mañana, su piel quemaba con el contacto de su cuerpo, los besos de él devoraban sus labios, sus fuertes manos dibujaban sensuales círculos sobre su espalda y las bonitas palabras que su amado le susurraba al oído la embriagaban por completo... Pero despertó, sí, y todo fue un sueño... Un sueño incluso más bonito que muchas realidades... Y noche tras noche ella siguió soñando esperando que algún día su sueño fuera atrapado por la realidad.


No hay comentarios: